Caldas de Reis - Padron

EKm 0. Caldas de Reis : Hay que salir de frente, sin pérdida, por la rúa San Roque. Ésta desemboca en la capilla del santo del mismo nombre, patrón de Caldas de Reis cuyas fiestas se celebran a mediados de agosto. En este punto salimos a la N-550 pero la abandonamos pasados 150 metros por una pista que nace a la derecha. Da comienzo un apacible tramo rural con la presencia cercana del río Bermaña pero afeado por un viaducto. Sin embargo, pronto queda en el olvido gracias a varias manchas de carballos y eucaliptos. Tras varias casas del pequeño núcleo de Lavandeira (Km 1,5), que dejamos a la derecha, el trayecto sigue en inapreciable ascenso aguardando algunas rampas más molestas que conducen finalmente hasta la parroquia de Carracedo, al pie de la N-550, donde hay un par de restaurantes, panadería y farmacia. Cruzamos la carretera y subimos hasta la iglesia de Santa Mariña, epicentro de la parroquia de Carracedo y situada en el lugar de O Campo.

Km 5,5. Santa Mariña de Carracedo: Pasada la iglesia atravesamos un núcleo de casas que corresponden a Gorgullón y tras varios cruces bajamos al encuentro de la N-550, que volvemos a cruzar a la altura de Casalderrique. En el mojón de los 34,584 km a Santiago nos despedimos del Concello de Caldas de Reis y accedemos al de Valga, yendo a parar a una pista que avanza en paralelo a la AP-9. El Camino la cruza más adelante en el núcleo de Casal de Eirigo, de la parroquia de Setecoros y donde también hay un bar (Km 8,1). El Casal queda unos metros a la izquierda y el Camino prosigue de nuevo junto a la autopista, que abandonamos más tarde por una pista asfaltada que lleva al lugar de O Pino.

Km 9,3. O Pino: La población y los servicios quedan junto a la N-550, unos 60 metros a la izquierda de nuestro itinerario. En el mojón 32,410 a Santiago giramos a la derecha y descendemos por una pista que se adentra poco a poco en el tupido monte Albor amoldándose al cauce del río Valga. Al salir de la vegetación cruzamos el río (Protección Civil del Concello de Valga monta un puesto durante gran parte del año para atender a los peregrinos) y entramos en San Miguel de Valga junto a la iglesia de factura neoclásica del XVIII.

Km 11,7. San Miguel de Valga: Suceden a San Miguel los inconexos núcleos rurales de Cimadevila y Fontelo. Después de este último bajamos por un camino empedrado a una pista que lleva al camino de Regadío, calle que nos da la bienvenida al lugar de Condide, del Concello de Pontecesures (Km 14,3). Un kilómetro más adelante, ya en el barrio de Infesta, cruzamos la carretera que se dirige a A Estrada. Tras la intersección se encuentra el bar-restaurante A Mesa da Pedra, una iniciativa hostelera peculiar ideada por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Internet. Pensado para peregrinos, sirven comida tradicional gallega y se paga un donativo en función de lo que considere cada uno que ha valido su menú.

Km 15,3. Infesta-Pontecesures: El itinerario continúa de frente hasta la iglesia de San Julián. Aún conserva algunos canecillos románicos (Km 15,8). De seguido viene el desvío hacia el albergue de peregrinos de Herbón, situado a 3 kilómetros de este punto. Se encuentra en una dependencia del monasterio franciscano, cuna de los afamados pimientos de Padrón, y está gestionado por la Asociación Gallega de Amigos del Camino de Santiago.

Hacia Padrón, el Camino salva justo después un paso a nivel para llegar hasta el puente sobre el río Ulla en Pontecesures. El puente, heredero de uno romano, ha ido cambiando su fisonomía, primero en el siglo XII, después en 1790 y más adelante en 1911 y 1956.

Km 16,3. Pontecesures: Al cruzar el río decimos adiós a la provincia de Pontevedra para entrar en la de A Coruña. Por Puente Padrón llegamos hasta el río Sar, el mismo por el que desembarcaron los discípulos de Santiago con los restos del Apóstol en el año 42 o 44 de nuestra era. Una larga recta paralela a este río lleva hasta el mercado de Abastos y el paseo del Espolón de Padrón, donde nos recibe el monumento al Nobel de Literatura Camilo José Cela.

En el otro extremo del Paseo se encuentra la estatua en homenaje a la escritora Rosalía de Castro y la iglesia de Santiago. Del templo románico sólo queda una piedra. La iglesia actual es de mediados del XIX y sustituyó a su vez a otra de estilo gótico. Debajo del altar mayor se encuentra el pedrón, ara romana de piedra que sirvió para amarrar la barca donde llegaron los restos de Santiago y que dio nombre a esta localidad. Giramos junto a la iglesia para cruzar el río y subimos por la costanilla del Carmen hasta el convento del mismo nombre y el albergue público de peregrinos.

Km 18,5. Padrón

Caldas de reis
Iglesia de Puentecesures
Padron