Padron - Santiago de Compostela

K Km 0. Padrón:

Bajamos hasta el puente sobre el río Sar y tras rodear la fachada de la iglesia de Santiago, en una punta del paseo del Espolón, tomamos la rúa Murgadán. Más adelante giramos a la derecha por la rúa Corredoira da Barca y después a la izquierda por la calle de Dolores. De frente, dejando la estación de autobuses a la derecha, cruzamos de nuevo el río para entrar en Iria Flavia, parroquia del Concello de Padrón y antigua sede episcopal que dejó de serlo a favor de Compostela cuando se descubrió el cuerpo del Apóstol. Nada más cruzar la N-550 nos encontramos con la colegiata de Santa María de Adina, anterior a la época visigoda pero con múltiples remodelaciones hasta el XVIII. En el cementerio anexo está enterrado Camilo José Cela.

Km 1,2. Iria Flavia: Dejándola atrás llegamos al borde de la carretera nacional para cruzar las vías. Regresamos de nuevo a la N-550 a la altura de Pazos y la cruzamos con mucha precaución porque la intersección es peligrosa. Pasamos junto al hotel Escala y a partir de este punto, tras un giro a la izquierda, vamos a callejear por el laberinto de calles de Romarís, Rueiro y Anteportas (Km 3,8).

En el mojón de los 19,595 a Santiago dejamos este último núcleo para enfilar una recta asfaltada y llegar al núcleo de Tarrio, de la parroquia de Santa María de Cruces y engalanado con varios hórreos. Enlazamos con el núcleo de Vilar y paralelos a las vías retornamos a la N-550 a la altura de Esclavitude. Atravesamos este núcleo junto a la nacional pasando junto al magnífico Santuario barroco de los siglos XVIII y XIX. La leyenda asegura que su construcción fue incentivada por la donación de un labrador que iba a Santiago y que al beber de la fuente sanó de su enfermedad. Hay bares y un estanco autoservicio.

Km 6. A Esclavitude: Junto al Santuario y la Fundación Paideia subimos hasta la iglesia de origen románico de Santa María de Cruces. Por un tramo con varios cambios de dirección donde podemos despistarnos, sobre todo en un giro a la izquierda junto al mojón 16,763, llegamos hasta un problemático paso a nivel sin barrera para entrar en Angueira de Suso (Km 8,1). Un interminable emparrado nos cobija camino del núcleo de Areal y éste nos conduce hasta A Picaraña y nuestra inseparable N-550.

Km 9,2. A Picaraña: Hay un café bar al borde de la carretera. Vamos a la derecha, marchando por el arcén durante más de 800 metros hasta dejarla por el lado izquierdo para entrar en Faramello, dividido por los concellos de Rois y Teo.

Km 10,1. Faramello: Unos cientos de metros más adelante el itinerario se desvía a la izquierda. Si seguimos recto llegaríamos en 150 metros al albergue público de Teo, una buena opción junto al privado para el que no haya dormido en Padrón o ande justo de fuerzas. Se encuentra a 14,5 kilómetros de Santiago a pesar de que el mojón marca 12,901 y tiene un bar-tienda a 200 metros y un par de restaurantes a 800 (Km 10,7).

A partir de ahora la etapa se endurece un poco. Unas rampas conducen hasta Rúa de Francos, aldea donde es posible desviarse 2,5 km hasta el Castro Lupario, otro de los escenarios jacobeos presentes en la translatio donde vivía la Reina Lupa. Hoy está irreconocible y lleno de maleza. Pasamos la ermita de San Martiño e inmediatamente junto a un tosco crucero, catalogado entre los más antiguos de Galicia. El Cristo Crucificado parece salir de las entrañas de la piedra y varios grabados indican que en este lugar se enterraron niños aún sin bautizar.

Km 11,3. Rúa de Francos: Después del bar-restaurante Carboeiro bajamos para acometer una subida por pista asfaltada hasta Osebe, ya en la jurisdicción de la parroquia de San Juan de Calo, y cruzamos las vías para llegar hasta Casalonga a la altura de la carretera CP-0205. La seguimos por la derecha y luego giramos a la izquierda por el Camino de Riotinto para cruzar un arroyo y entrar en el núcleo de Pedreira (Km 13,5).

A la salida progresamos por una cómoda pista envuelta por el robledal que va subiendo ligeramente y dejando a un lado los grupos de casas de Lamela y Areira. Tras cruzar una pista y pasar un aserradero se dirige hasta A Grela. Desde aquí el itinerario sube por carretera y entra por la travesía do Porto en O Milladoiro, el mayor núcleo poblacional del Concello de Ames donde hay posibilidad de saciar el apetito y refrescarse para acometer los últimos 8 kilómetros que nos separan de la catedral (Km 17,3).

Km 17,3. O Milladoiro: Pasamos O Milladoiro por la rúa do Esquío y más adelante junto a una subestación eléctrica, prólogo del Agro dos Monteiros, el Monte do Gozo del Camino Portugués. Está situado a 262 metros de altura, la cota más alta del Camino Portugués en Galicia, y nos regala la primera vista de Santiago y de las torres de la catedral (Km 18,8).

Bajamos por la pista asfaltada y varias sendas que van atajando hasta Rocha Vella, de la parroquia de Conxo y ya perteneciente al Concello de Santiago. Damos un pequeño rodeo para cruzar las vías del tren y nos dirigimos hasta Ponte Vella para cruzar el río Sar (Km 20,8). Ahora volvemos a subir de nuevo para atravesar varios núcleos de la parroquia de Conxo, entre ellos Torrente. Desde este núcleo llegamos por la rúa da Benéfica de Conxo hasta la antigua iglesia de Santa María, donde está ubicado el hospital psiquiátrico (Km 22,7).

Ya sólo restan 2,5 kilómetros para concluir la peregrinación y las flechas comienzan a desaparecer. Las rúas de Sánchez Freire y García Prieto y la avenida de Villagarcía de Arousa desembocan en la avenida de Rosalía de Castro y ésta pasa el testigo a la de Juan Carlos I. Pasamos junto al parque de la Alameda, donde se encuentra una de las esculturas con más pegada de la ciudad: las dos Marías, obra de César Lombera. Un paso peatonal más y llegamos por fin a la Porta Faxeira, uno de los accesos al centro histórico de Santiago.

El trazado del Camino Portugués hasta la catedral discurre por la rúa do Franco, quizás la más animada de todo Santiago y colmada de bares de tapeo y tiendas de recuerdos.

Km 25,2. Catedral-Santiago de Compostela

Santuario de Esclavitude
Cruceiro
En el camino